Bastones de Marcha Nórdica, tus mejores aliados en la montaña…

Cada día son más los deportistas que tienen en los bastones uno de los mejores amigos, para el corredor de larga distancia, para ascensiones, bajadas… Sus beneficios se notan durante y después de las carreras o entrenamientos, es por ello que la Marcha Nórdica – Nordic Walking forma parte del abanico de deportes de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada  al igual que en la Federación de Deportes de Montaña y Escalada de la Federación Valenciana.

La modalidad deportiva “Marcha Nórdica” fue aceptada por la Asamblea General de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) el 27 de junio de 2015, e incorporada desde aquel momento a los estatutos de la Federación Española como modalidad deportiva propia. Posteriormente, con fecha 23 de diciembre de 2015, esta modificación de los estatutos fue aceptada por el Consejo Superior de Deportes (CSD). Y finalmente con fecha 3 de mayo de 2016 aparece publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), quedando definitivamente oficializada.

Tener más puntos de apoyo,  sabiendo donde se debe clavar, nos dará mayor sensación de seguridad, lo que nos aporta mayor control y sensación de estabilidad.

Si conseguimos descargar parte del impacto de nuestras piernas hacia nuestros brazos, las piernas estarán menos cargadas al acabar una carrera o caminata, lo cual reduce el tiempo de recuperación a menor tiempo, para poder encarar los siguientes objetivos.

El ayudarse en las subidas más técnicas y empinadas, conseguimos que con los bastones y la técnica adecuada,  hace que parte del peso del cuerpo, sobre todo del tren superior, cargue sobre los hombros y los brazos, lo cual supone que nuestras piernas gastarán menos energía y estarán más frescas para el resto del trayecto.

Los bastones y la técnica de Marcha Nórdica, pueden ayudar el tremendo desgaste muscular de las bajadas. Los cuádriceps son uno de los músculos más exigidos y apoyando los bastones en la bajada, estaremos frenando parte de nuestro peso con hombros y brazos, evitaremos cargar sobre nuestras piernas todo el peso, además no tendremos tanta sobrecarga, gracias a la técnica que se emplea en la subida y bajada.

No sólo nuestros músculos se ven beneficiados por el uso de bastones de Marcha Nórdica, también nuestras articulaciones, rodillas y tobillos agradecerán esa ayuda de nuestros brazos y conseguiremos menor desgaste articular que, a la larga, se convierte en unas articulaciones más fuertes y haciendo que se alargue la vida de ellas.

Os invitamos a ver este vídeo, en el cual, podemos apreciar algunas de las técnicas, que empleamos con bastones y técnica de Marcha Nórdica:

Vídeo de técnica en Montaña, de Marcha Nórdica o Nordic Walking

Peli Torres, Instructora del Club Costa Blanca Nordic Walking

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: